Expresar beneplácito por el centenario de la Biblioteca 'Dr. Juan Álvarez', de la Ciudad de Rosario, Santa Fe
AddThis Social Bookmark Button

 

Expte. 4667-D-2012 presentado el 05/07/2012

 

PROYECTO:

 

La Cámara de Diputados de la Nación
RESUELVE:
Expresar su beneplácito por el centenario de la Biblioteca "Dr. Juan Álvarez", de la Ciudad de Rosario, que fuera inaugurada el 24 de Julio de 1912

FUNDAMENTOS:
La Biblioteca Argentina, es la biblioteca pública más importante de la ciudad de Rosario y de la provincia de Santa Fe, Desde 1956, lleva el nombre de su creador "Dr. Juan Álvarez".
Cuenta con un patrimonio de doscientos veinte mil libros para consulta y préstamos a domicilio. Lo que garantiza el acceso igualitario a la información, creando espacios de integración social y disfrute del ocio para todos los ciudadanos, sin distinciones.
Fue inaugurada el 24 de julio de 1912. En 1909 y con motivo de la proximidad del centenario de Mayo llevó a un distinguido abogado e historiador de la ciudad, Juan Álvarez, a plantear la creación de una gran biblioteca pública como aporte a la celebración.
"En esta ciudad de 200 mil habitantes no existe una sola biblioteca pública susceptible de cumplir dignamente la función que a tales establecimientos está asignada. Ha llegado el momento de que esta provincia de Santa Fe, exponente de la pujanza de la raza cuando la guerra lo hizo necesario, sea hoy, en plena paz y prosperidad, exponente de nuestra cultura", escribió Álvarez,
El 11 de octubre se sancionó la Ordenanza N° 17, autorizando la fundación, y comenzaron los trabajos de traslado del Corralón Municipal ubicado en el entonces Pje. Centeno, hoy Juan Álvarez, y la construcción de la biblioteca en el Patio del Mercado.
El 7 de setiembre de 1910, a 100 años de la apertura de la Biblioteca Nacional, se colocó la piedra fundamental.
En 1912 es la inauguración oficial, en dicha oportunidad, el Rector de la Universidad de La Plata, Joaquín V. González, pronunció una conferencia de la cual surgió el lema de la Biblioteca Argentina: "Conocer es amar, ignorar es odiar", impreso desde entonces en las puertas de acceso al Salón de lectura.
Se creó, además, "El Círculo de la Biblioteca" que tenía por finalidad organizar conciertos, conferencias, exposiciones y reuniones artísticas. El organismo funcionó en la Biblioteca hasta 1943, año en el que adquirieron las instalaciones del Teatro de La Ópera, nuestro actual Teatro El Círculo.
Desde su inauguración, el edificio sufrió numerosas reformas y ampliaciones de la estructura original que se fueron haciendo necesarias a medida que la Biblioteca brindaba nuevos servicios.
Con el tiempo se refuncionalizó el taller de encuadernación y se incorporó la Sala Infantil, se incorporó la Hemeroteca, incluida en la ordenanza que transformó a la Biblioteca en un ente municipal.
En 1989 debió modificarse el edificio, quedando estructurada arquitectónicamente tal como la conocemos hoy.
Se modernizó el edificio y conserva la arquitectura original solamente el Salón de lectura y la entrada tradicional por el Pje. Juan Álvarez.
En 1992 la biblioteca informatizó el Servicio de circulación y préstamo. La División de procesos técnicos comenzó el catálogo on-line que hoy puede consultarse en su totalidad. En 1997 se crea el Servicio de Internet inaugurado por el intendente Hermes Binner.
El ideal universalista de la biblioteca convivió inicialmente con los grandes interrogantes a que obligaba la construcción de la Nación, búsquedas que quedaron plasmadas tanto en la colección bibliográfica como en la elección de emblemas del saber: leones babilónicos, la piedra Rosetta descifrada por Champollion, esculturas clásicas.
Nuevamente las familias ilustres de Rosario jugaron a favor de que la entidad ganara brillo como centro de actividades culturales aspirando a que funcionara a la vez como punto de encuentro y pertenencia social. Así se formó el Círculo de la Biblioteca para celebrar festivales artísticos con regularidad y del éxito de esa empresa nacieron luego el Primer Salón de Bellas Artes y, muchos años más tarde, el teatro El Círculo.
En estos cien años pasó de nueve mil volúmenes a más de doscientos veinte mil, aunque a lo largo del tiempo fue perdiendo lectores de manera ineludible, al ritmo de los cambios tecnológicos que fueron instaurando otros dispositivos de lectura y otros soportes de información. Actualmente en sus salas conviven libros del 1500 con nuevas tecnologías
Con el transcurso del tiempo la entidad se fue aggiornando para lo que diversificó enormemente su oferta cultural: brinda talleres gratuitos, conciertos, cine, muestras de plástica, cursos personalizados de alfabetización informática y visitas temáticas a las escuelas. Y su ejemplar más antiguo -una "Bucólica" de Virgilio, de 1556 convive con nuevas tecnologías.
La institución no cesó de incorporar nuevos servicios. Por razones muy distintas a las de comienzos del siglo XX, hoy vuelve a apelar a la estrategia de que su rol exceda lo estrictamente bibliográfico y juega casi como un centro cultural.
Sus lectores pueden realizar búsquedas por el catálogo on line y enterarse de actividades a través del blog institucional. También organiza muestras, charlas, conciertos y recitales.
Los usuarios de la biblioteca son personas de todas las edades, por ello ha preparado una serie de actividades que incluyan a todos para celebrar su centenario:
Una actividad será "Documentos", muestra de manuscritos originales, libros antiguos y objetos históricos propiedad de la institución, verdaderas joyas.
Luego habrá una semana entera de conciertos gratuitos y todos los martes del mes una programación de cine que vinculará el séptimo arte con la literatura.
La semana musical irá del 23 al 31 de julio, con entrada libre gratuita. Entre las propuestas figuran una serie de conciertos con la participación del Ensamble Municipal de Vientos, Escolaso Trío, Misael Pereyra y Gabriel Sánchez de la Vega, y una batucada de la Sociedad Filarmónica Terror do Corso.
Sr. Presidente hacemos nuestras las palabras del Manifiesto de la UNESCO sobre la Biblioteca Pública (1994)
"La libertad, la prosperidad y el desarrollo de la sociedad y de los individuos son valores humanos fundamentales. Estos sólo podrán alcanzarse mediante la capacidad de ciudadanos bien informados para ejercer sus derechos democráticos y desempeñar un papel activo en la sociedad. La participación constructiva y la consolidación de la democracia dependen tanto de una educación satisfactoria como de un acceso libre y sin límites al conocimiento, el pensamiento, la cultura y la información.
La Biblioteca Pública, puerta local hacia el conocimiento, constituye un requisito básico para el aprendizaje a lo largo de los años, para la toma independiente de decisiones y el progreso cultural del individuo y los grupos sociales".
Por todo lo expuesto es que solicitamos a los integrantes de esta Honorable Cámara de Diputados que nos acompañen en la aprobación del presente proyecto.

FIRMANTES:
Autor: Barchetta, Omar
Coautores:
Forte, Ulises
Zabalza, Juan
Ciciliani, Alicia
Parada, Liliana
Cuccovillo, Ricardo
Rasino, Élida
Favario, Carlos
Comi, Carlos
Orsolini, Pablo

GIRO A COMISIONES:
Cultura
 
buy priligy buy amoxil spyware for phone