PEDIDO DE INFORMES AL PODER EJECUTIVO SOBRE DIVERSAS CUESTIONES RELACIONADAS CON LAS REITERADAS CONTINGENCIAS CLIMATICAS - SEQUIA E INUNDACIONES - QUE DURANTE EL 2012 VIENEN AFECTANDO A AMPLIAS ZONAS AGROPECUARIAS DEL PAIS.
AddThis Social Bookmark Button

Expte. 7756-D-2012 presentado el 31/10/2012

 

Proyecto

 

La Cámara de Diputados de la Nación
RESUELVE:


Dirigirse al Poder Ejecutivo Nacional, ante las reiteradas contingencias climáticas -sequía e inundaciones- que durante el corriente año vienen afectando a amplias zonas agropecuarias del país, para que a través de los organismos que corresponda, informe:
1) Cuáles son los motivos por los que la Comisión Nacional de Emergencias y Desastres Agropecuarios no ha mantenido reuniones periódicas para evaluar la gran cantidad de daños sufridos en el interior del país este año, ni se ha expedido respecto de las emergencias declaradas por diversas provincias;
2) Si tiene previsto convocar a la Comisión en el corto plazo a fin de homologar los decretos provinciales pendientes;
Si han sido ejecutados parcial o totalmente en el transcurso del corriente año, los recursos que componen el Fondo de Emergencia Agropecuaria creado por la Ley 26509; cómo se distribuyeron los mismos y -en caso de subejecución- que explique los motivos por los que no se han utilizado estos recursos previstos por ley;

--------------

FUNDAMENTOS

 

Señor presidente:


Este año, lamentablemente, las inclemencias climáticas, (sequía al principio del 2012 y ahora múltiples y gravísimas inundaciones), han herido de muerte la actividad de cientos de miles de productores agropecuarios y habitantes de pueblos del interior, que han visto perder sus cosechas, morir sus animales o quedaron aislados en zonas sin poder asistir a hospitales o escuelas por anegamientos de caminos.
En particular, resaltamos la situación muy comprometida de la provincia de La Pampa, del oeste y centro de provincia de Buenos Aires y de la zona este de Córdoba y oeste de Santa Fe, que fueron afectadas por fuertes inundaciones que comprometen el destino de miles de productores pequeños y medianos. El clima -pero también la inacción del Poder Ejecutivo- los están condenando a desaparecer.
A principio de año, desde el gobierno dijeron que las entidades agropecuarias "amplificaban" la magnitud y las consecuencias de la sequía; entonces en vez de resolver y reconocer lo que estaba pasando, dieron mandato al INTA para que haga un informe, mientras los productores veían decaer o directamente desaparecer sus producciones.
En este sentido, es triste ver con la desidia con la que los funcionarios nacionales tratan los problemas de los productores; esto es porque son burócratas, que ven las inundaciones o la seca por televisión, sin sufrir sus consecuencias, y eso les permite argumentar fácilmente que faltan papeles o requisitos formales de algunas zonas, desconociendo la angustia que genera ver cómo se escurre el trabajo de un año o más en algunos días. Se han declarado diversas emergencias provinciales y todavía no se han homologado a nivel nacional.
La ley 26509 crea el "Sistema Nacional para la Prevención y Mitigación de Emergencias y Desastres Agropecuarios con el objetivo de prevenir y/o mitigar los daños causados por factores climáticos, meteorológicos, telúricos, biológicos o físicos, que afecten significativamente la producción y/o la capacidad de producción agropecuaria, poniendo en riesgo de continuidad a las explotaciones familiares o empresariales, afectando directa o indirectamente a las comunidades rurales." A su vez, establece que este Sistema contará con una Comisión Nacional de Emergencias y Desastres Agropecuarios que será la encargada de declarar la emergencia y/o desastre agropecuario de las zonas afectadas, y propondrá la fecha de iniciación y finalización, en función del lapso que se estime abarcará dicha emergencia, junto al período que demandará la recuperación de las explotaciones.
Sin embargo, a pesar de contar con todas estas herramientas, el Estado Nacional no ha querido hacer frente a los terribles efectos que ha producido la sequía y los que actualmente están causando las inundaciones. Es por esto que le decimos al Poder Ejecutivo Nacional que tiene que terminar con estas dilaciones de una vez y habilitar todos los beneficios para los afectados que prevé la ley de emergencia. ¿O van a esperar a que tengamos toda la Argentina bajo el agua para reaccionar?
Cabe señalar, además, que las promesas al sector agropecuario en lo referido a políticas públicas referidas al tratamiento integral de las contingencias climáticas, emergencias y daños no terminan aquí porque -luego del señalamiento presidencial en este año sobre la necesidad de extender lo seguros agropecuarios- poco se ha avanzado en el análisis de las alternativas posibles. El Ministerio del ramo manifestó que preparaban y estudiaban una iniciativa y, sin embargo, cuando ha transcurrido casi un año de esos anuncios no hay proyectos concretos.
Por estas consideraciones, el presente proyecto pregunta al Poder Ejecutivo cuáles son los motivos por los que la Comisión Nacional de Emergencias y Desastres Agropecuarios no ha mantenido reuniones periódicas para evaluar la gran cantidad de daños sufridos en el interior del país este año, ni se ha expedido respecto de las emergencias declaradas por diversas provincias. Es público y notorio que, dando la espalda a la realidad de los afectados, alcanzan los dedos de una mano para contar las veces que la misma se ha reunido, con los escasísimos resultados concretos a los que ha arribado. Hasta la fecha, siguen sin homologarse una gran cantidad de decretos provinciales, lo cual implica un impedimento concreto para que los afectados puedan acceder a los beneficios previstos por la ley nacional de emergencia, y le pedimos al gobierno que nos indique los motivos de estas demoras.
Asimismo, se le consulta al gobierno si tiene previsto convocar a la Comisión en el corto plazo a fin de homologar los decretos provinciales pendientes; teniendo en cuenta que las noticias de las inundaciones siguen proliferando, así como también la desesperación de los afectados, y el Ministro del área parece no darse por enterado.
Por otro lado, le preguntamos si han sido ejecutado parcial o totalmente en el transcurso del corriente año, los recursos que componen el Fondo de Emergencia Agropecuaria creado por la Ley 26509; cómo se distribuyeron los mismos y, en caso de subejecución, que explique los motivos por los que no se han utilizado estos recursos previstos por ley. Esto porque, si bien la ley prevé asignar 500 millones de pesos en este concepto, desconocemos cuánto y de qué forma han determinado para atender las necesidades de los miles de afectados en todo el país, así como también por qué se tienen fondos cautivos mientras los argentinos los requieren.
Señor Presidente, los enormes impactos que el cambio climático están generando sobre la actividad agropecuaria y el interior de nuestro país, que castigan en especial a los productores y argentinos mas débiles, favoreciendo la concentración de la tierra y de la producción requieren una acción rápida y eficaz del Poder Ejecutivo Nacional en materia de prevención y atención de las emergencias; porque lo que está en juego no es menor: es la producción, la soberanía alimentaria, la generación de divisas y la subsistencia de los pueblos del interior profundo.
Por todo lo expuesto, solicito a mis pares que me acompañen con la firma.
--------------
FIRMANTES
fORTE, uLISES UMBERTO JOSÉ
----------
GIRO
Agricultura y ganadería

 

 

 

 
buy priligy buy amoxil spyware for phone