P. 130°. 2° Sesión ordinaria. 21-3-2012 cuando se derogó la figura del avenimiento
AddThis Social Bookmark Button

Intervención del diputado Forte en la sesión del 21-3-2012 en la que se derogó la figura del avenimiento.

Sr. Forte.- Señora presidenta: como hombre de la democracia soy respetuoso de las mayorías, así que voy a insertar el discurso que tenía preparado.

Brevemente quiero hacer mías las palabras del diputado Domínguez porque también soy clase 62, clase de guerra, y de casualidad zafamos del Crucero General Belgrano y terminamos en Puerto Madryn. Así que hago mías esas muy sentidas palabras.

Volviendo al tema, como hijo y habitante de la ciudad de General Pico, lo ocurrido a Carla Figueroa, a no más de 15 cuadras de mi casa, que involucró a dos familias muy conocidas de esta ciudad de 60.000 habitantes, puedo decir que es imposible encontrar a algún piquense que no conozca a un Figueroa o a algún familiar del asesino. Todos sabemos lo que están padeciendo y sufriendo, no hace falta volver a explicarlo. Tampoco hay que condenar a toda la familia Tomaselli por uno de sus hijos.

Sin duda apoyamos esta iniciativa, que es una vieja deuda de la democracia, y no podemos esperar que aparezcan más “Carlas Figueroa” para reformar ciertos artículos de la ley y saldar esas deudas.

Solicito autorización para insertar mi discurso, porque soy respetuoso de la democracia, y brindo mi sentido y querido homenaje a Carla y a su hijo de tres años, que quedó huérfano por una tragedia.

Creo que es una aberración que un juez renuncie y el gobernador de La Pampa le acepte la renuncia para no tener que ir al jury de enjuiciamiento. Ese es un tema que también tenemos que abordar.

 

-----

Texto de la inserción solicitada.....

Fundamentos del apoyo del señor diputado al dictamen de las comisiones de Legislación Penal y de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia en los proyectos de ley por los que se modifica el artículo 132 del Código Penal en materia de ejercicio de la acción penal pública, en los casos de delitos contra la integridad sexual

 


En primer lugar, quiero expresar que sin duda estamos de acuerdo con la derogación del artículo 132 del Código Penal, ya que creemos que el avenimiento es una figura que no debería existir.

 

Como Estado, tenemos que proteger la integridad física y sexual de las personas, y es por eso que hoy decidimos que no exista la posibilidad del perdón por parte de las víctimas a sus agresores, en estos casos de extrema violencia en los que vidas corren peligro. Porque creemos que los delitos de violencia sexual no son una problemática del ámbito privado, sino que son un asunto público que nos afecta a todos.

El caso de la piquense Carla Figueroa, es un ejemplo de ello. Lamentablemente, tuvo que ocurrir una terrible tragedia para que hoy nos ocupemos de este tema; para que revisemos nuestro Código Penal. No debería ser así; ésta y otras tantas muertes podrían haberse evitado con un Estado presente que acompañe a las víctimas de la violencia. Por eso hoy, nuestra tarea es la de dar las garantías de que la sociedad necesita que esto no vuelva a repetirse.

Si por un momento analizamos lo que el avenimiento representa. Y que existe exclusivamente para los casos de delitos contra la integridad sexual, podemos preguntarnos: ¿Por qué no hay posibilidad de avenimiento para otros delitos, por ejemplo, cuando se atenta contra la propiedad privada? Es aberrante la idea de que sea más importante la propiedad privada que las personas.

El artículo 132 del Código Penal plantea el supuesto de que la víctima propone el avenimiento libremente y en igualdad de condiciones. Esto, señor presidente, no tiene sentido. Resulta obvio que en los casos de violencia y de agresión sexual hay una fuerte reincidencia por parte de los violentos y agresores. Además, las víctimas, sufren de una terrible denigración, sentimiento de inferioridad, de desprotección y lo que es peor aún, de culpa. Entonces, ¿de qué libertad y de qué igualdad se está hablando?

Por eso, señor presidente, decimos “no” al avenimiento.

Algo que no podemos pasar por alto es la clara ausencia del Estado. Es muy importante el rol que tiene que cumplir en lo que respecta a la contención y protección de las víctimas, al acompañamiento a las mismas, la obligación de brindar la ayuda psicológica que como mínimo deberían recibir. Generar una política pública en este sentido tiene que formar parte de la agenda de cualquier gobierno.

 

Por otro lado, en La Pampa se comenzó con el debido proceso que correspondía en relación con los jueces que fallaron a favor del avenimiento y liberaron al asesino de Carla. Sin embargo, aún no está claro si el juez Jensen se someterá al jury de enjuiciamiento que sí enfrentará el juez Flores. Se preguntará por qué, señor presidente. Sucede que el gobernador de la provincia, en un acto si bien legal, lejano de lo ético, terminó aceptando la sospechosamente oportuna renuncia de Jensen, faltando así a la responsabilidad de garantizar la justicia y el esclarecimiento del caso. 

Finalmente, sin olvidar el sufrimiento de las víctimas, celebro que hoy estemos dando este paso tan importante y necesario.

 

 

Diputado Ulises Forte

 
buy priligy buy amoxil spyware for phone