Declarar de interés de la H. Cámara el 1° Congreso Internacional '200 años después - abuso, trata y tráfico en infancia, adolescencia y juventud', a realizarse del 3 al 5 de noviembre de 2010 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires
AddThis Social Bookmark Button

 

Expte. 6711-D-2010 presentado el 13/09/2010

PROYECTO:

La Cámara de Diputados de la Nación

RESUELVE:

 

1.- Declarar de interés Parlamentario el 1º Congreso Internacional "200 AÑOS DESPUÉS- Abuso, Trata y Tráfico en Infancia, Adolescencia y Juventud", en el marco del Bicentenario y en cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, a realizarse los días 3, 4 y 5 de noviembre de 2010, en ámbitos del Congreso de la Nación, organizado por la Pro Secretaría Parlamentaria, la Dirección General de Cultura y la Comisión de Derechos y Garantías del H. Senado de la Nación y la Asociación Pro Naciones Unidas de Argentina, con el auspicio de UNFPA, CEPAL, FAO, CINU y otras Agencias y Programas de Naciones Unidas, la Universidad Nacional de Buenos Aires, Embajada de Canadá y Centros Canadienses, diversas áreas gubernamentales y Organizaciones Sociales y Cátedras universitarias.
2- Proporcionar los recursos que el Cuerpo considere pertinentes, a los fines de obtener los mejores resultados con vistas a la mirada internacional, a la participación de expertos/as extranjeros/as y al logro de los objetivos del evento.
4- Difundir ampliamente en los medios de comunicación, los objetivos y las actividades de dicho Congreso Internacional.
5- Invitar a las legislaturas provinciales y locales a acompañar esta iniciativa.
 

FUNDAMENTOS:
 
La Cámara de Diputados de la Nación
RESUELVE:


Según un informe de la OIT denominado "Una Alianza Global contra el Trabajo Forzoso" del año 2005 situaba la Trata de Personas disputando el segundo lugar en el ámbito de los negocios ilícitos, o sea con el Tráfico de Armas. Hoy ya hay indicios elocuentes que indican una ardua competencia por el primer puesto con el Tráfico de Drogas. Como se infiere de estos datos, el crecimiento de este tipo de delitos, es de características geométricas. Lejos de constatar, que el advenimiento del nuevo siglo traería una descompresión sobre aquellas actividades consideradas ilícitas, dados los adelantos tecnológicos y de conocimiento en la materia por parte de cuerpos institucionales dedicados a la persecución del delito y al avance legislativo en el sentido indicado. Nos encontramos con una sofisticación en las metodologías y un alcance pernicioso que involucra cadenas delictivas detrás de fachadas con apariencia legítima y por ende, de difícil detección.
 
Como es de suponer, en estas situaciones complejas los más indefensos son las niñas y los niños victimas de trata con fines de explotación sexual -obligados a la comercio o usados en pornografía o en matrimonios forzados-, o tráfico de estupefacientes. También son utilizados para la mendicidad, para cometer delitos menores, para realizar trabajos en condiciones de esclavitud y para la extirpación de órganos.
 
En Febrero de 2008, la ONU inauguró la primera conferencia internacional contra la trata de seres humanos, con la participación de más de mil expertos y funcionarios gubernamentales de todo el mundo, además de miembros de ONGs y víctimas de la trata. En ese ámbito, llamado Foro de Viena, se reunieron la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y la Oficina de Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (UNODD). Los datos informados en ese evento, son los siguientes: Se estima que unos 2,5 millones de personas son víctimas cada año de este tráfico de seres humanos y de sus distintas formas de explotación, que van desde la realización de trabajos forzados en la industria textil, telares, fabricación de alfombras, en hornos de ladrillos y otros menesteres hasta el comercio sexual de niñas y niños y la prostitución de mujeres, pasando también por la explotación laboral en sectores del calzado y las tareas domésticas. Se deduce que los beneficios que obtienen las redes clandestinas por estas labores superarían los 31.000 millones de dólares por año.
 
En cuanto a los beneficios mencionados, unos 1.300 millones del total se generan en América Latina y el Caribe, aunque la mayor parte del negocio se encuentra en los países industrializados. Las edades de las víctimas de trata oscilan entre los 18 y los 24 años.
 
No obstante, se estima que 1,2 millones de menores caen en manos de las mafias internacionales. Es destacable que el 95% de las víctimas infantiles sufren violencia física y sexual y generalmente son obligadas a ingresar en el circuito esclavo del comercio sexual, siendo la gran mayoría mujeres niñas, concretamente un 43%.
 
En el año 2006, según UNICEF, en la zona de la Triple Frontera un ejército de 3500 niños, niñas y adolescentes sufren algún tipo de violencia sexual, hasta la explotación comercial "en lugares cerrados".
 
La Argentina dejó de ser un país de tránsito y se convirtió en destino de hombres, mujeres y niños que son víctimas de la trata de personas con fines de explotación sexual, mendicidad y trabajo forzado. Por esa razón, las fuerzas federales de seguridad recibieron órdenes estrictas de crear unidades para abordar la complejidad de la trata de personas, en cuanto a la prevención, protección de víctimas y la persecución de los autores.
 
Esta actividad ilícita tiende sus redes por todo el país. Los estudios internacionales indican que el "reclutamiento" de las víctimas tiene lugar principalmente en las provincias del Norte, ya sea mediante el engaño (trata blanda) o el secuestro (trata dura). Misiones, Corrientes, Chaco, Santa Fe y Tucumán son los lugares de captación, mientras que los lugares de destino por excelencia son las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, La Pampa, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego. Pero también se han identificado lazos con la trata internacional, en especial la ruta que lleva a España, de donde fueron rescatadas jóvenes tucumanas.
 
Además señor presidente, es dable observar muchas veces niñas y niños a los costados de las rutas en estado de mendicidad e incluso en las cales de la Ciudad de Buenos Aires y en Ciudades importantes de las provincias Argentinas, en calidad de mendicantes o dedicados a la venta ambulante hasta altas horas de la noche. No hay duda que en muchas oportunidades son estrategias de supervivencia, pero en la mayoría de los casos si se indaga, encontraremos detrás un eje de explotación.
 
En marzo de 2006, estalló el escándalo al incendiarse en el barrio de Caballito, ciudad de Buenos Aires, un taller clandestino muriendo 4 niños, una mujer y un hombre, todos de nacionalidad boliviana. Una casa donde vivían cerca de 60 personas ingresadas ilegalmente al país que trabajaban más de 16 horas diarias y cobraban menos de 400 pesos por mes. Tenían prohibido salir del taller, donde vivían en condiciones infrahumanas.
 
En septiembre de 2006, en la ciudad de Buenos Aires y conurbano había entre 10.000 y 13.000 talleristas textiles que trabajaban en talleres clandestinos, -denuncia efectuada por la ONG "La Alameda", que nuclea a inmigrantes de Bolivia residentes en Argentina.
 
Desde que fue sancionada la ley 26.364, de Prevención y sanción de la trata de personas y asistencia a sus víctimas, en abril de 2008, las fuerzas federales de seguridad han rescatado hasta la fecha cerca de 700 personas que se encontraban en poder de las redes, lo que da una idea de la magnitud del accionar de las organizaciones criminales dedicadas a esa actividad.
Con el objetivo de dar a conocer las características, modalidades y fines del accionar de las organizaciones criminales dedicadas a la trata y las políticas aplicadas para reparar los efectos sobre las instituciones y recuperar, asistir y proteger a las víctimas, hemos organizado un Congreso de nivel Internacional sobre la temática. A tal fin fueron invitados y han confirmado su participación funcionarios del Poder Ejecutivo Nacional, miembros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y del Poder Judicial, operadores de las fuerzas federales de seguridad, representantes de organizaciones no gubernamentales y expertos de otros países.
 
Elegir ámbitos del Congreso de la Nación para el desarrollo del 1º Congreso "200 AÑOS DESPUES" no es casual, porque en estas Cámaras, es donde repercute de modo indubitable todo lo que sucede en la Nación. Si nuestros chicos, si las mujeres de menores recursos, si los integrantes de los sectores más vulnerables de nuestra sociedad y de las sociedades de países hermanos que se amparan en las garantías de nuestra Constitución Nacional, están expuestos a sufrir más allá de lo que su propia condición socio económico le provoca, es un indudable acto de injusticia y de violencia.
 
Por eso señor Presidente, frente al aumento de acciones violatorias de derechos, que esos hechos delictivos provocan, algunos de los cuales ya hemos referido en párrafos anteriores, consideramos que es el Congreso de la Nación la mejor caja de resonancia, para decir al mundo que estamos contestes de estas situaciones deleznables en contra de la Infancia, la Adolescencia y la Juventud y vamos avanzando en el sentido correcto de reafirmación y garantía de los derechos de las personas para mitigar el daño, para desactivar esas acciones ilegales e ilegítimas, para dar la respuesta adecuada y necesaria.
 
El evento lleva por nombre 1º Congreso Internacional "200 AÑOS DESPUÉS- Abuso, Trata y Tráfico en Infancia, Adolescencia y Juventud", y se realizará los días 3, 4 y 5 de Noviembre de 2010, en ámbitos del Congreso de la Nación, y es organizado por la Pro Secretaría Parlamentaria, la Dirección General de Cultura y la Comisión de Derechos y Garantías del H. Senado de la Nación y la Asociación Pro Naciones Unidas de Argentina, con el auspicio de UNFPA, CEPAL, FAO, CINU y otras Agencias y Programas de Naciones Unidas, la Universidad Nacional de Buenos Aires, Embajada de Canadá y Centros Canadienses, diversas áreas gubernamentales y Organizaciones Sociales y Cátedras universitarias
 
Por todo lo expuesto, solicitamos la aprobación del presente proyecto.
 

FIRMANTES:
 
Autor: Forte, Ulises
 
Coautores:
 
Alcuaz, Horacio
 
Alfonsín, Ricardo
 
Storni, Silvia
 
Tunessi, Juan Pedro
 
Gil Lozano, Claudia
 
Stolbizer, Margarita
 
Carca, Elisa
 
Merchan, Paula
 
Storani, María Luisa
 

GIRO A COMISIONES:
 
Legislación Penal
 
buy priligy buy amoxil spyware for phone