Convocar al Secretario de Comercio Interior, Sr. Guillermo Moreno, ante esta H. Cámara, a fin de que informe sobre las exportaciones de carne vacuna, y otras cuestiones conexas
AddThis Social Bookmark Button

 Expte. 1634-D-2010 presentado el 01/04/2010 

 

PROYECTO:

Convocar al Secretario de Comercio Interior dependiente del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, Guillermo Moreno, para que concurra a esta H. Cámara a fin de ser interpelado, con el objeto de informar sobre la responsabilidad que le cabe en las trabas que dificultan desde mediados del corriente mes las exportaciones de carne vacuna, y en las subsecuentes pérdidas de empleo y horas laborables que la antedicha situación provoca en la industria frigorífica; y en particular para que especifique y transparente la política de carnes que lleva adelante el gobierno nacional en cuanto a si ésta responde verdaderamente a una visión integral que aborde la recuperación del stock vacuno, incremente la producción de carnes, mejore los mecanismos de comercialización, perfeccione el proceso de formación de precios, contemple su incidencia en la canasta familiar, incluya una atención adecuada de la demanda interna y externa, así como que informe acerca de la actuación que le corresponde en la formulación, ejecución y control de dicha política.


FUNDAMENTOS:

Más allá del simplismo oficial de asignar casi en soledad, la causal del actual fenómeno inflacionario a los incrementos de la carne vacuna durante el último trimestre, se hace evidente que existen razones sustantivas que imponen la necesidad de iniciar un profundo debate sobre la producción y la comercialización de este producto y sus derivados.

La incidencia marcada que su consumo tiene en nuestra población, y las grandes posibilidades que suponen la demanda de los mercados externos, contrasta en este sentido, con un panorama caracterizado por una fuerte tendencia a la reducción del stock vacuno y a la desaparición de muchos productores ganaderos.

Este desequilibrio, como hemos sostenido en otras oportunidades, deriva de decisiones oficiales que afectaron la sustentabilidad de la producción en el mediano plazo, como también de la mortandad de ganado provocada por una sequía que adelantó los procesos de reducción de stock y de una cuestión estructural como es el desplazamiento de la actividad a zonas menos productivas a raíz de la sojización incentivada por el gobierno nacional.

Los desafíos que representan esta realidad sólo podrán ser resueltos en la medida que se pueda formular una revisión de lo actuado por el gobierno nacional a fin de establecer de una buena vez una política de estado en la materia.

Lamentablemente debemos decir que el rumbo adoptado recientemente por el gobierno nacional muestra orientaciones zigzagueantes, contrapuestas y en otras directamente negativas.

En este último aspecto es conveniente anotar, que como en otras circunstancias, desde el 13 de marzo del corriente el Poder Ejecutivo Nacional ha sembrado la incertidumbre en la cadena vacuna agroindustrial al obstaculizar los despachos de carnes frescas al exterior incluso de aquellos que disponían de las autorizaciones oficiales correspondientes y peor aún sobre la base de medidas cuyo sustento legal es dudoso.

Recordamos en este aspecto, que a la fecha del presente continúa sin respuesta del Poder Ejecutivo Nacional el pedido de informes sobre las dificultades detectadas en la exportación de carnes elevado oportunamente por el legislador firmante.

La pregunta central es, ¿en qué medida estas orientaciones generarán resultados, en tanto y en cuanto se promueven desincentivos comerciales como los que se observan en las exportaciones ya comentadas?, en el convencimiento de que la solución es aumentar la oferta, no restringir la demanda.

Más en concreto aún ¿cuán duradero será el curso anunciado por el Ministro del área cuando el Secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, que concentra en la práctica la comercialización interna y externa ha instrumentado un esquema de subsidios cortoplacista que empujó a liquidar vientres y afectó la viabilidad de la actividad, en particular la de los pequeños y medianos productores? A lo cual es imprescindible sumar que el accionar de esta secretaría presenta reiteradamente, visos marcados por la impronta personal de su máxima autoridad, por la discrecionalidad e incluso por la sospecha sobre la legalidad de algunas decisiones adoptadas.

La gravedad de lo antes referido, supone una amplia duda sobre ¿si existe o no una conducción unificada para impulsar planes coherentes en este área? La imprevisibilidad que esta situación genera, es un dato cierto apenas se comprueba, que la autoridad de esa secretaría puede tanto interferir en nuestros compromisos internacionales de exportación, como anunciar de manera pública frente a las cámaras de televisión que el desempleo provocado en los frigoríficos por esos incumplimientos se solucionarán cuando se reúna con los empresarios respectivos. Ciertamente la omnipresencia del secretario en cuestión, es también un elemento relevante al momento de caracterizar la situación en curso.

Por todo lo dicho, este proyecto de interpelación al Secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, pretende abrir el ámbito del Congreso para que se aborde de manera integral las metas y la consistencia de la política de carnes que lleva adelante el gobierno nacional. Se trata de esclarecer que ocurre con las exportaciones del sector y evaluar en que medida esa política incorpora una visión sólida para afrontar el desafío de recuperar el stock vacuno, incrementar la producción de carnes, mejorar los mecanismos de comercialización, perfeccionar el proceso de formación de precios, contemplar su incidencia en la canasta familiar, y atender de manera adecuada la demanda interna y externa.

Se trata también, de promover una clarificación sobre la actuación que le corresponde al Ministerio de Agricultura Ganadería y Pesca y a la Secretaria de Comercio Interior en la formulación, ejecución y control de las medidas que se adoptan para el sector en el marco del poder ejecutivo nacional.

Señor Presidente, estamos convencidos que es urgente establecer una política de estado en materia de ganados y carnes; los beneficios del debate fundado y la búsqueda desapasionada de consensos en esta materia superan largamente los límites de lo estrictamente partidario. Así lo entendemos y así lo practicamos, y por eso hemos realizado nuestro aporte con la presentación de un proyecto de ley que instrumenta un apoyo financiero nacional a fin de recobrar el stock ganadero. Ahora convocamos conforme al poder de control que le asiste al Congreso nacional al Secretario de Comercio Interior para iniciar un intercambio que reemplace el accionar personal en esta área por metas y programas integrales y consistentes.

Por todo lo expuesto solicitamos la aprobación del presente proyecto.


FIRMANTES:

Autor: Forte, Ulises


GIRO A COMISIONES:

Comercio

Asuntos Constitucionales

 

 

 
buy priligy buy amoxil spyware for phone